Después del control de alcoholemia

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on telegram
Share on email

En el momento en el que nos sometemos a un control de alcoholemia y la tasa por litro en aire espirado supera los 0.60 mg, hemos cometido un delito contra la seguridad vial. Ahora bien, ¿cómo se procede tras un control de alcoholemia?

 

En primer lugar, como mínimo han de pasar 10 minutos para que se te realice una segunda prueba de alcoholemia y contrastarla con el resultado de la primera. En caso de que ambas pruebas de alcoholemia den positivo, puedes pedir que te realicen un análisis de sangre, pero no es recomendable porque los controles de alcoholemia de aire espirado son muy fiables y además, de dar positivo de nuevo, te tendrás que hacer cargo de los costes de este análisis. Después, los agentes proceden a realizar la denuncia conformada por toda la documentación cubierta en el furgón a pie de carretera, que se remitirá al juzgado para que se celebre un juicio rápido. Lo habitual es que ellos mismos te faciliten la citación para este juicio.
En segundo lugar, deberás acudir el día de la citación al juzgado asistido de abogado. Si no has llevado a tu abogado de confianza, se te asignará uno del turno de oficio. Recuerda que mientras el abogado estudia el escrito de acusación del Fiscal debes esperar en el mismo juzgado.
En tercer lugar, durante tu espera, una vez que tu abogado ha estudiado el escrito de acusación, negociará con el Fiscal las condiciones de una conformidad. La conformidad consiste en reconocer que has cometido un delito al haber dado positivo en el control de alcoholemia en más de 0.60 mg/l en aire espirado, y permite que no se celebre el juicio. A cambio, la conformidad rebaja siempre en un tercio la solicitud de condena del Fiscal. Tu abogado, sea de oficio o de confianza, deberá negociar con el Fiscal en qué términos se lleva a cabo tal rebaja. Según el caso, podría disminuir los meses de privación del carnet de conducir e incluso la cuantía de la multa. Esta cantidad dependerá de tu situación personal, de ahí que sea más recomendable acudir con tu abogado de confianza para que te asesore con el fin de acreditar con documentación que estás en el paro o que tienes escasos ingresos, si fuera el caso. La multa se impone por días, y se abona en la cuenta corriente que se facilita en el juzgado.
Una vez conocidas las condiciones de la condena que pide el Fiscal en el supuesto de conformidad, es el momento en el que tú intervienes en el procedimiento prestando tu conformidad ante el juez.
Si no deseas prestar conformidad y no reconocer el delito, se celebrará juicio.
Para concluir, podría ser que tuvieras que dejar en el mismo día de la citación en el Juzgado el carnet de conducir, con lo que desde ese mismo momento no podrías conducir ningún vehículo. Por eso, si decides ir en coche al juzgado, para poder volver a casa es recomendable ir acompañado de alguien que tenga permiso de conducir vigente por si acaso.